Shri Vivek Yoga, la ciencia para vivir una vida más viva. 

 

Todo el mundo busca la felicidad, y es que en realidad, todo lo que hacemos, decimos o pensamos es para ser felices. El problema es que hemos olvidado este objetivo y de repente nos sorprendemos haciendo cosas que no nos satisfacen. Esto sucede porque estamos desconectados de nosotros mismos, es decir, no sabemos lo que necesitamos en cada momento dado. Y hay que tener muy claro que sólo sentimos satisfacción real cuando hacemos aquello que realmente necesitamos.


Las cosas no son ni buenas ni malas. Por muy bonitas que sean si las hacemos sin necesidad las convertiremos en feas y la misma cosa si la hacemos porque realmente la necesitamos sentiremos profunda satisfacción. Identificar la necesidad de cada momento y llevarla a cabo es quererse a sí mismo, es la manera más directa de estar en el presente y de conectar con uno mismo.


El Shri Vivek Yoga utiliza comprensión mental, posturas, respiraciones, mantras, meditación, celebración y otras técnicas ancestrales para generar un estado de relajación profunda en el cuerpo y en la mente para así poder aprender a identificar la necesidad de cada momento en el día a día.

La práctica continua del Shri Vivek Yoga produce los siguientes beneficios:

  • Ligereza y flexibilidad física, reduciendo el cansancio y el dolor físico y aumentando la energía.
  • Limpieza física y emocional y eliminación de toxinas.
  • Mayor conciencia corporal para así poder escuchar las necesidades del cuerpo.
  • Energía y relajación profunda, reduciendo el estrés que es la causa principal de todos los desequilibrios.
  • Desarrollo de la conciencia, la comprensión y el desapego ayudando a solucionar los conflictos personales y profesionales de nuestra vida diaria (relaciones, trabajo,familia, ansiedad deseos, miedos, dudas…) para así poder vivir una vida más viva, más plena y más satisfactoria.


El Shri Vivek Yoga no es una filosofía ni una religión, es una ciencia matemática exacta que sirve para aprender a usar nuestro intelecto (viveka) y nuestro cuerpo (yoga) para así tener una vida más viva.